celula de carga

Cómo escoger la mejor célula de carga

La forma de escoger una celula de carga consiste en saber que existen varios tipos de sensores de fuerza y qué tipo de aplicación queremos hacer con ella, además de conocer la función que ejerce cada una.

¿Cuántos tipos de celda de carga existen?

Existen siete tipos:

1.- De un solo punto: son las utilizadas en pequeñas escalas. Este tipo de bascula se monta a través de pernos en cada extremo mirando hacia abajo, aplicando la fuerza en el mismo sentido.

Donde se debe aplicar la fuerza no es una zona crítica; la celula de carga mide la elasticidad pero no la flexión de la viga.

2.- De carga de botón: es utilizada en aplicaciones que necesitan de forma delgada un factor; está atornillada por la parte inferior y la fuerza se debe hacer tangencial, paralela a la superficie que se ha montado.

3.- La de tipo S: se define como de carga universal, ya que opera en compresión o en tensión en aplicaciones de pesaje.

4.- De flexión, con un perfil bajo, para básculas, herméticamente sellada y para aplicaciones de pesaje industrial.

5.- De compresión: posee sensores de capacidad alta (incluyendo de perfil bajo como la celda de carga de flexión y las planas) para una balanza de gran tonelaje y para procesos de pesaje.

6.- Monoplato: están compensadas para cargas excéntricas, que son aquellas que se aplican fuera del centro de la carga.

7.- Planas: contienen un perfil bastante bajo para dispositivos en los que la altura es un factor decisivo. 

celula de carga

¿Cuál es la mejor celda de carga?

No hay mejor ni peor sensor de fuerza, puedes necesitar que te midan la señal de salida o la forma de detectar el peso. Solo debes ajustar tu búsqueda a lo que te ofrece cada una y seguro que obtendrás la que mejor se amolde a tu necesidad.

Sin comentarios

Añadir un comentario