Pesaje Industrial

Los sistemas de pesaje industrial están constituidos por una serie de balanzas que se emplean para pesar mercancía de todo tipo, estando diseñadas muy diferentemente según la industria a la que van destinadas.

Un sistema muy común es la báscula monocélula que funciona de modo electrónico con una célula de Cr y Ni. Pueden contar con visores electrónicos para contar piezas y suelen incorporar sistemas de memoria de almacenamiento, que son muy prácticos para la gestión de almacenes.


El pesaje industrial responde a una multitud de exigencias 

Estos equipos funcionan electrónicamente y como material constituyente destaca el acero inoxidable.

Ejemplos típicos en cuanto al sector de la maquinaria pesada son las trócolas pesadoras de alta precisión, dinamómetros y ganchos pesadores, traspaletas eléctricas con pesaje acoplado, pinzas para pesaje de bobinas de gran tonelaje, imanes para elevación y pesaje de cargas o básculas puente para pesar la carga de vehículos industriales.

Los usos del pesaje industrial son variados y muy extendidos. Se pueden citar las industrias ganadera y agrícola, en las aduanas para pesar enormes cantidades de productos, vehículos y grandes contenedores y en el sector de maquinaria de alto rendimiento, siendo imprescindibles también en los sectores de la logística y el comercio.

Otra técnica que también destaca por su gran sofisticación y pragmatismo es el pesaje industrial de formulación y dosificación, que responde a una formulación o mezcla que presenta distintas cantidades de diversos materiales. Las líneas de operación pueden ser horizontales, verticales o a granel y pueden manejar tanto líquidos como sólidos. Estos sistemas también se emplean dentro de zonas ATEX que son atmósferas potencialmente explosivas.


Los pesajes industriales o vencer a las magnitudes y a las frecuencias




En los nodos de comunicaciones y en algunas industrias donde se produce un gran movimiento de mercancías los pesajes industriales deben medir sin interferir. Las operaciones de pesado se integran de forma natural en las zonas de paso para llevar a cabo este control.

El paso natural de las mercancías sin importar su naturaleza o características especiales debe contemplar múltiples escenarios. Diferentes metodologías transforman la fuerza mecánica del peso en un impulso eléctrico que puede medirse de forma digital.

La calidad de estas técnicas agiliza los movimientos de volúmenes importantes de mercancías. El objetivo principal es llevar un control que apenas suponga interrupciones. Con sistemas que integran distintos mecanismos de medida se garantiza un resultado del peso, por muy diverso que sea el material sometido a esta observación métrica.

pesaje industrial